Competición

en la que explica de forma clara y concisa, el porque de la deportivización del karate en su variante competitiva. Como ya sabéis nuestra Asociación está luchando por iniciar este nuevo camino de competición. No queremos que sea un solo camino, sino una ayuda a conseguir otros objetivos mucho más ricos y profundos.


“El maestro Akko Itosu fue el eslabón que une la tradición y el desarrollo moderno del arte. Formado por su maestro, Sokon Matsumura, fue famoso combatiente en sus tiempos y más tarde gran pedagogo y especialista en Katas, en los que veía el sistema para que el espíritu dominase al cuerpo. Terminada la guerra en Okinawa contra el invasor, entre 1900 y 1903 logró que el Okinawa-te entrase a formar parte del programa de educación física en las escuelas secundarias, como explicamos en su momento. Con la intención de interesar a la juventud en el arte, dio a éste un aire deportivo que pudiera hacerle competir con los deportes importados de Occidente y por lo que los jóvenes japoneses mostraban creciente interés, lo que le hizo poner más énfasis en el aspecto gimnástico que en la vocación por el combate. Deseando que el arte no fuese contemplado como algo inútil y obsoleto, desacralizó el mismo para evitar que fuese rechazado y desapareciese. Esto justifica la necesidad de los numeroso y variados cambios a los que procedió el maestro cuando contaba ya con más de 70 años.”

Un saludo.