Historia de la gimnasia rítmica

 
Historia de la gimnasia rítmica deportiva
 
 

La gimnasia rítmica deportiva de competición se ha desarrollado a partir de la gimnasia rítmica y de la gimnasia bailada, que a su vez derivan de la gimnasia natural.

Son numerosas las personas y las escuelas que han influido en su evolución. Será imposible hacer justicia a todo el mundo en esta breve reseña histórica. Por consiguiente, sólo se mencionarán las personas y escuelas que más han influido históricamente.

La gimnasia natural vio la luz en el S. XVIII a partir de una tentativa de la formulación de un sistema de ejercicios de gimnasia fundados en los movimientos naturales del cuerpo. Esta forma de gimnasia estuvo muy influida por las teorías del desarrollo del niño, del filósofo francés Jean Jacques Rousseau (1712-1778). Alemania fue el primer país que puso en práctica la filosofía naturista de Rousseau, en Dessau y en el “philothropium” fundado por Johann Basedow (1723-1790) en 1774.

El instituto de enseñanza Schnefenthal fue creado en 1785 por Christian Salzmann (1744-1811), bajo el modelo del “philanthropinum” de Basedow. Johann Guts Muths (1759-1839), conocido como el as de la gimnasia, enseñó en este instituto durante más de 50 años. Guts Muths, fue el primer profesor de educación física, escribió varios libros de gimnasia insistiendo sobre el hecho de que la gimnasia debía ser agradable y que los ejercicios debían desarrollar a las personas en conjunto.

Al principio del S. XIX, el gran reformador suizo en materia de educación, Johan Heinrich Pestalozzi (1746-1827), que estuvo influido por la obra de Rousseau y por las teorías educativas de la antigua Grecia, subrayó que la educación es un método que favorece el desarrollo de la persona por medio de la experiencia y que el objetivo es ayudar al individuo a desarrollar todas las aptitudes de su espíritu y de su cuerpo para obtener una personalidad bien proporcionada y armónica.

Los partidarios de la educación natural reconocieron que existen diferencias entre los individuos, y que el aprendizaje debe ser personalizado. Per Henrik(1776-1839), fundador de la gimnasia sueca, hizo una clasificación de los ejercicios según sus funciones, a saber: pedagógicos, militares, terapéuticos y estéticos. Sin embargo no cultivó nunca la gimnasia, estética, que debía ser desarrollada porteriormente por otros educadores.

 


La gimnasia debe ser agradable y que los ejercicios debían desarrollar a la persona en conjunto


 

 

En el  segundo cuarto del S. XIX, François Delsarte (1811-1871), desarrolló en Francia un sistema de gimnasia encaminado a ayudar a los actores a hallar poses naturales y gestos expresivos al actuar en escena. El sistema de gestos Delsarte nunca pretendió ser un sistema de gimnasia, pero hacia finales del siglo XIX se convertiría en una forma muy popular de gimnasia femenina, pues favorecía la gracia y la seguridad, desarrollando un cuerpo sano.

El sistema Delsarte aportó dos cualidades nuevas en los movimientos de gimnasia: la belleza y el carácter expresivo. Este sistema fue introducido en los Estados Unidos por la discípula americana de Delsarte, Geneviéve Stebbins, quien abrió la escuela de expresión Geneviéve Stebbins en Nueva York. Creó su propio sistema de gimnasia, combinando el sistema Delsarte con los ejercicios del sueco Ling. Su método ejerció una fuerte influencia en Europa sobre el desarrollo de la gimnasia femenina moderna y sobre la danza moderna, gracias al trabajo de sus discípulas.

Al mismo tiempo, y que fue conocida más tarde bajo el nombre de gimnasia rítmica, fue la euritmia, inventada por el educador suizo Jacques Dalcroze (1865-1950). Este, profesor de armonía en el conservatorio de música de Ginebra, creó varios ejercicios variados para desarrollar la sensibilidad musical de los estudiantes a través de los movimientos naturales del cuerpo.

 

 


Existen diferencias entre los individuos y el aprendizaje debe ser personalizado


 

 

Abrió dos escuelas para profesores de euritmia: la primera en 1911 en Alemania, y algunos años más tarde otra en Ginebra, Suiza. Muchos de los que pusieron los cimientos de la gimnasia rítmica deportiva estudiaron en sus escuelas, y fueron notablemente influidos por sus famosos sistema de euritmia o gimnasia rítmica.

El alemán Rudolf Bode (1881-1970) fue un pionero de la gimnasia rítmica, profesor de música y diplomado en el instituto de euritmia Dalcroze, es célebre por su trabajo creativo en la danza, y por su gimnasia expresiva. Bode pensaba, que el movimiento humano tiene un ritmo propio, y subrayaba que el principio del movimiento rítmico se encuentra en los ritmos naturales en el interior del cuerpo, como el ritmo del pulso o el ritmo respiratorio.

Bode se inspiró también en las ideas de Pestalozzi, que pensaba que los movimientos libres y naturales desarrollan toda la persona y consideraba que la gimnasia rítmica es como un arte de la expresión natural del hombre entero: cuerpo, espíritu y alma.

Heinrich Medau (1890) fue otro discípulo del sistema Dalcroze. Medau era profesor de música y de educación física, diplomado en la escuela de gimnasia Bode. Inventó, en beneficio de las mujeres y las jovencitas, un sistema de gimnasia que, según él, favorece la salud, desarrolla una actitud correcta y exalta la gracia. Medau ha insistido en un movimiento natural, utilizando todo el cuerpo, convencido de que la gimnasia rítmica puede agudizar los sentimientos de alegría y de belleza en los movimientos.

Medau es también célebre por su trabajo con pelotas, aros y mazas en gimnasia rítmica. Ha sostenido que la música es un factor muy importante para desarrollar el ritmo y el carácter expresivo del movimiento, y en consecuencia la ha utilizado tanto en el curso de los entrenamientos como en las representaciones públicas.

Influida por los avances de la educación de los movimientos en Alemania la señorita Elli Bjöksten (1870-1947), profesora de la Universidad de Helsinki, fue la primera mujer escandinava que llevó a cabo un nuevo programa de gimnasia para mujeres y jovencitas.

Pensaba que el sistema de gimnasia Ling era enojoso, rígido y formal, y también que los ejercicios de gimnasia púramente mecánicos no afectaban a toda persona, y no pueden librar a la gente de sus inhibiciones. Su objetivo de gimnasia era aportar algo más que meros ejercicios de salud, su sistema estaba concebido para liberar a los espíritus, los cuerpos y las almas de tensiones y de inhibiciones, y crear individuos armónicos.

Al mismo tiempo que se desarrollaba la gimnasia rítmica, adquirió importancia un movimiento para la danza natural, gracias a los esfuerzos creativos de Isadora Duncan, Rudolf Laban y Mary Wigman.

 

(Continuará…)