Entrevista a Toshio Tamano II

 

Por Juan Antonio Quirós Martínez

ENTREVISTA A TOSHIO TAMANO (continuación)

REPRESENTANTE DE LA ESCUELA SHOREI-KAN EN EUROPA ASISTENTE DEL MAESTRO SEIKICHI TOGUCHI

 

Cuando practico por mi cuenta sólo, oscurezco la habitación, pongo un poco de incienso, apago las luces y lo hago relajadamente, sin fuerza y sin hacer ruido alguno, concentrándome en el Tamden para desarrollar mi energía interna. Es precisamente todo esto que estoy contando lo que les falta a estos grandes maestros (o que se consideran grandes maestros) que, o bien no conocieron la Teoría, o bien no se acuerdan de ella, … los alumnos ya no saben a quien creer; oyen por aquí y por allá y hay mucha confusión.

 

ZANSHIN – En Goju Ryu cuando hacen Sanchin el maestro comprueba golpeando diferentes partes del cuerpo o hacen rompimientos: ¿Es correcto?

 

Muchos lo hacen incorrectamente, hay que saber. Para poder golpear y chequear debes conocer la respiración, la anatomía y fisiología del cuerpo.

Asistí a una exhibición de dos Karatekas de New York haciendo Sanchin, en la que el ejecutante de Sanchin era golpeado por un compañero con patadas y puñetazos por todo el cuerpo. La gente no entendía lo que pasaba pero estaba impresionada. Para impresionar más al público, le propinó un puñetazo en la cara y comenzó a sangrar por la boca y la nariz al tiempo que continuaba haciendo Sanchin. La gente se quedó atónita.

Sanchin es meditación, ¿conoces la meditación Zen?, es igual que los golpes que se dan los monjes. Cuando haces Teisoku, si te golpean, se libera la energía y te encuentras mejor. En el momento del Teisoku la musculatura se tensa. Cuando se practica el Sanchin durante muchos años, la musculatura se endurece, se carga de energía y el cuerpo no siente nada aunque se le golpee o se le den patadas. Los puntos donde se ha de golpear están determinados. Por ejemplo, cuando se da en los adductores con el pie no se hace con la pretensión de dañar los genitales, sino para comprobar cómo está la musculatura de la zona. Antes de propinar una patada hay que comprobarlo tocando con la mano.

Hay algunas escuelas en las que se empieza a golpear desde el cinturón blanco. El maestro Toguchi dice que sólo debe hacerse a partir de marrón e incluso de negro. Mientras tanto, hay que preocuparse de que tengan una buena postura y buen equilibrio. Si entrenan de otra manera, están incluso jugando con la vida del otro.

 

 

 


Los alumnos ya no saben a quién creer; oyen por aquí y por allá y hay mucha confusión


 

 

ZANSHIN – ¿Había antiguamente combates entre Karatekas o se provocaban para pelear?

 

Hay dos tipos de Karateka: los que siguen a su Maestro, entrenan con él y no quieren ningún tipo de problema y los que aprenden con el makiwara, que van adquiriendo una serie de técnicas, las entrenan y luego las quieren poner en práctica. Existió además otro tipo de gente, pero no eran grandes maestros. Son las Maia, equivalentes a los “hooligans” actuales, gentes a las que gustaba pelear y poner a prueba sus conocimientos y técnicas y buscan el conflicto.

El Maestro Toguchi sufría constantemente ataques de gente así. Cuando llegaba a su casa y llamaba a la puerta, su esposa no le abría inmediatamente porque cuando se disponía a entrar le atacaban por la espalda. Cuando llamaba a la puerta, primero daba una vuelta a la casa y una vez comprobado que no había nadie, entraba corriendo.

También había alumnos de cierto nivel que querían rivalizar con el Maestro Miyagi y con otros maestros. Querían superarlos, hacerse famosos y conocidos y atacaban por la espalda. Cuando caminaban por las calles los Maestros iban pegados a la pared por el costado izquierdo, cuidándose o protegiéndose la zona del corazon.

 

ZANSHIN – Pero yo he oido que el puerto se probaban peleándose

 

Había una competición en barca, donde participaban distintos pueblos. Cada pueblo o ciudad enviaba a los más fuertes que tenía, que solían ser aquellos que practicaban Karate. En la carrera unos intentaban jugársela a los otros, se tiraban, se empujaban … Durante la misma carrera incluso fuera, había momentos en que se pegaban por llegar los primeros. en la actualidad se mantiene esta competición anual, pero no creo que pase ahora nada de esto.

 

ZANSHIN – ¿Nombra el Maestro Miyagi como sucesor a Toguchi?

 

No, no nombró a nadie. El murió y todo el mundo se dijo: “Yo soy el sucesor”. El Maestro Miyagi nunca designó a nadie. Creo que el único sucesor es Toguchi porque, de hecho, es el único que conoce la Teoría. Si el Maestro Miyagi hubiese nombrado a alguien sucesor, el Goju Ryu no tendría los problemas que hoy tiene.

 

 


El Maestro Toguchi sufría ataques constantemente


 

 

 

ZANSHIN – ¿Tenía Miyagi algún alumno interno que viviese con él?

 

El Maestro Higaonna vivía con él, pero ninguno de sus alumnos hubiera podido vivir con él porque era exageradamente estricto. Por ejemplo: no se podía estar sentado junto a él en cualquier postura relajada. No, te puedo asegurar que no. Por otro lado tenía más de 10 hijos. Aquí, en Europa, no se sabe nada de lo que pasó o dejó de pasar y viene cualquiera y se inventa una historia y te lo crees o no te lo crees. Por eso hay tantas historias circulando y confundiendo. Por ejemplo, expulsó para siempre a uno de sus alumnos por ir con una toalla al cuello. el Maestro Toguchi trabajaba con la policía y cuando abandonó el trabajo para dedicarse a la enseñanza del Karate, tenía familia, necesitaba vivir, y le comentó a Miyagi que les iba a pedir a los alumnos que le pagaran. Miyagi se enfadó muchísimo contestándole, que cómo se le ocurría pedir dinero a cambio de arte.

 

ZANSHIN -¿Algún hijo de Miyagi imparte clases de Karate?

 

Sí, en Tokyo. Se escapó de casa a los 16 años y no se hasta qué punto estudió con su padre ni cuantos conocimientos tiene de Karate.

 

ZANSHIN -¿Por qué todas las Artes Marciales mantienen en secreto sus técnicas?

 

Es natural; son técnicas para defender y atacar, y no deben ser conocidas por un posible contrincante.

No se puede enseñar todo en un día y son tantas las cosas que hay que enseñar que siempre quedará algo por aprender. Después de 30 años que llevo estudiando aún sigo aprendiendo; por eso, porque es Arte. Siempre que estoy con mi Maestro, aprendo algo nuevo. El no dice: te voy a enseñar un secreo. El enseña, pero para mí, que aprendo, es como si fuera un pequeño secreo, algo más que aprender dentro de mi evolución. Es lo mismo que con un niño que está en la escuela: no puedes enseñarle materias de la Universidad. Muchos dicen: tengo secretos, pero no tienen nada que enseñar. Si dicen que no tienen secretos los alumnos se van.

 

 

 

 

 


Para poder golpear y chequear debes conocer la respiración, la anatomía y fisiología del cuerpo


 

ZANSHIN -¿Debido a su desarrollo humano y evolución dejó Miyagi temporalmente el Karate o estuvo a punto de abandonarlo?

 

Pienso que no. Nunca he oído eso. He visitado Okinawa y nunca me han contado nada de eso. Creo, me parece que es imposible.

 

Agradecemos las facilidades ofrecidas a esta publicación para llevar a cabo la entrevista, tanto al Maestro Tamano como a sus representantes en España: Vicente Tena y Fernando Jaramilla.