Que es karate

El KÁRATE, con el sufijo ”DO”, es un Arte Marcial que busca el dominio de sí mismo. Es el camino hacia la conquista interna del propio individuo.

Literalmente significa: “ El camino de la mano vacía”. (Kara= vacío. Te= mano. Do= camino). El Kárate-Do tiene  entre sus contenidos el no empleo de armas (algo no del todo cierto). El “vacío” (“Kara”) hace referencia a vaciarnos de egoísmos, envidias, discriminaciones, prejuicios, miedos, etc. que condicionan la reacción justa, tanto en el combate como en la vida social; por lo tanto Kárate-Do significaría: el sendero del mejoramiento en la mentalidad humana a través de su práctica Marcial. El Kárate-Do cumple, pues, un fin totalmente social y humano. El Kárate-Do no es ofensivo (por esto hace tanto hincapié en las técnicas defensivas). El “camino” (del sufijo: “Do”) es un camino hacia la luz, por lo que Kárate-Do, desde el punto de vista filosófico, sería: “el arte de combate que nos lleva a la iluminación”. Desde esta perspectiva, tuvo gran influencia el Budismo, el Taoísmo y el Confucionismo. A su llegada a Japón, algunas escuelas tuvieron también la influencia Shintoísta, y, al ser admitido como parte del Budo, se abrió otra nueva dimensión.

El Bujutsu (técnicas del guerrero o educación y preparación del samurai en las técnicas de guerra, cuyo objetivo principal era la efectividad y el deshacerse lo más rápidamente de sus enemigos) se transformó en Budo (camino interno del guerrero. El arte de encontrar la paz. Una de las interpretaciones de los ideogramas significa: el arte de detener la lanza, la espada o la guerra; en cambio, otros dicen que representa a un guerrero que lleva una cabeza en la punta de la lanza).

Psicológicamente, el Kárate influye en el control emocional del practicante, que, enfrentado en combate al miedo, al dolor, a situaciones a veces adversas y otras favorables (pero bajo control del docente), se refuerza en los entrenamientos y le ayuda a superar sus limitaciones.

Mentalmente, el Karateka aprende a mantener la concentración para la realización correcta de las técnicas; además, aprende a mantener la atención sobre el contrario en combate. La meditación le ayuda a no dejarse llevar de las fantasías que surgen de su mente. Todo ello da como resultado -si está bien dirigido- que el alumno o practicante pueda disponer de una mayor claridad y objetividad.

Por lo anteriormente dicho, podríamos decir que Kárate-Do es el arte marcial japonés por el cual sus practicantes llegan a estar preparados para resolver y superar los obstáculos que se le enfrentan, tanto tangibles como intangibles. Esta idea va más allá de un simple deporte de contacto. Es una práctica de por vida. Cuantos más años se lleven practicados y mayor sea el karateka, mejor arte y calidad tendrá (contrariamente al deporte, que con el tiempo se pierde la capacidad de competir).

El Kárate también comprende acciones de ataques, defensas, esquivas, desplazamientos, es decir, dispone de un variado bagaje técnico. Desde este punto de vista, el Kárate sería: la esgrima del cuerpo humano para poder defenderse, responder a los ataques y atacar con la mayor efectividad……….