Okinawa Kobudo

 
Por Carlos Sardina Moreno, instructor de KARATE-DO & KOBUDO
 
 
 
Herencia y tradición de las armas
 
 
 
 

¿QUÉ ES EL KOBUDO?

En la actualidad, el uso de armas tradicionales (blancas, contundentes o arrojadizas) y de otras más modernas, se ha convertido en algo habitual dentro de las Artes Marciales, si bien es cierto que en la mayoría de los casos corresponde a una práctica supeditada a un arte principal, con el Karate (Okinawa), el Kempo, el Shorinji-Kempo, etc. Esto ha creado una visión generalizada y superficial de las armas orientales, además de las pseudo-armas que, por razón de la defensa personal moderna o del mercado actual, han visto la luz en nuestros días.

 

Desde hace varios años, toda esta amalgama indiscriminada – incluyendo armas de Artes Marciales no japonesas – ha sido denominada “KOBUDO” por un sector de practicantes poco estudiosos. Algunas personas algo entendidas han incluido, dentro de este concepto sólo armas típicamente japonesas, como el Katana (sable) o el Yari (lanza). Esto es correcto si se tienen en cuenta determinados factores.

El vocablo genérico “KOBUDO” significa literalmente “caminos marciales antiguos” o “camino espiritual de Artes Marciales antiguas”, lo que en sí indica que puede pertenecer a Japón (Honshu) o a Okinawa. Al ser usado para describir los sistemas de combate con armas Okinawenses, es más correcto decir “OKINAWA KOBUDO” (Ryukyu Kobujutsu), para diferenciarlo del Bujutsu y Budo tradicionales o Nihon Kobudo, dado que son esencialmente distintos. Las diferencias entre estos dos términos parecidos, referidos a Okinawa y Japón (Honshu), van más allá de lo púramente etnológico, idiosincrásico o histórico. Mientras que la disciplina okinawense trata del uso exclusivo de armas (léase aperos de labranza y objetos cotidianos convertidos en tales), el KOBUDO japonés incluye en el programa de algunas de sus Ryu (escuela, tradición marcial) la enseñanza de artes de combate a manos desnuda, como el Ju Jutsu, el Tai Jutsu, o el Kumi Uchi, además de agrupar bajo esta expresión otras disciplinas del Budo clásico como el Kyudo y el Iaido.

 

 

UN POCO DE HISTORIA

Su origen se pierde en la oscuridad de los tiempos siendo difícil precisarlo. Se tiene el conocimiento de un libro escrito en el S. XIV por un noble okinawense, en el que ya se tratan las técnicas del palo, aunque es muy posible que dichas técnicas datasen de mucho antes. También es notorio el período de rápido progreso que hubo en 1349, teniendo un incremento notable las relaciones formales con China, Korea y Japón y las comerciales con Arabia, Java, Sumatra y Malacca. En esta época las Artes Marciales de estos países hicieron grandes incursiones en Okinawa.

 

Como arte más extenso, se cree que surgió ante la prohibición de uso y tenencia de armas decretada por el rey Shoshin en el S. XV. El desarrollo más destacado tuvo lugar con la invación japonesa. La batalla de Keicho en 1609, con la consiguiente subyugación del archipiélago Ryu Kyu por parte del clan Satsuma de Japón fue un factor decisivo para el Kobudo okinawense.

 

Sociológicamente apareción como la necesidad de protección que tenía el pueble ante la clase guerrera japonesa y su armamento. Los métodos de combate chinos eran estudiados y practicados clandestinamente. Estos se mezclaron con la formas autóctonas, y de esta manera surgió el Okinawa-Te, que sirvió de base para la utilización de herramientas agrícolas como auténticas armas. Así aparece el Kobujutsu, antiguamente conocido como Ti-Gua, y es en nuestro siglo cuando se utiliza la expresión Okinawa Kobudo, indicando el camino espiritual de las Artes Marciales antiguas (tradicionales) de Okinawa.

 

EL ARMAMENTO Y SU CLASIFICACIÓN

El arsenal completo consta de unas 28 armas, aunque en la actualidad, muchas veces el estudio queda reducido a cuatro armas básicas y a alguna avanzada. Las armas de base son:

– BO (ROKUSHAKU-BO). Especie de balancín para transportar cargas o callado de los peregrinos. También pértiga para mover las embarcaciones río arriba. En definitiva, un palo de alrededor de 1,80 metros de forma ahusada.

– NUNCHAKU. Mayal para desgranar cereal o brida para cabello. Dos varas de madera unidas por un trozo de cuerda o cadena.

– SAI. Cachiporra metálica de doble ahorquillado. Instrumento utilizado por la antigua policía okinawense. Se cree que su origen está en Indonesia, en el Tja-Bang, de ahí pasó a China, donde se le conoció en el sur como Titjio y de China pasó a Okinawa.

– TONFA (TONKWA). Mango de madera que servía de diente en la rueda de piedra de los molinos. También es otro tipo de desgranador.

 

El armamento del KOBUDO se puede clasificar de varias formas. Una de ellas se basa en la movilidad de las armas – si son rígidas o articuladas – y en el material con el que están hechas. Cuando se trata de material, se refiere al de la parte utilizada para causar lesión en el adversario mediante técnicas ofensivas propias. En definitiva, es la parte del arma que física y visualmente la identifica. El NUNTI, por ejemplo, es sencillamente un Manji-Sai encastrado en un Bo o palo largo, pero la parte que caracteriza a este arma es la metálica del Manji-Sai (Sai con las guardas en sentido contrario) que tiene en su extremo superior. Por otra parte, se tiene en cuenta si son armas simples como el Bo, o si su manejo es a pares como en el caso del Tonfa. Las armas desiguales como el TIMBE (escudo) y el ROCHIN (especie de daja) entrarían también dentro de las armas dobles. Para finalizar, quisiera remarcar que la mayor parte de las Artes Marciales japonesas en la actualidad tienen algo en común: el DO. El “camino espiritual” (también conocido como BU-NO-MICHI) hace que el Okinawa Kobudo se haya convertido en una vía de perfección de la persona, siendo en la actualidad claramente un BUDO.