Queridos papás – ¿Por qué practicar KARATE-DO?

– Porque, auxiliado por sus trabajos psicofísicos y de psicomotricidad, me favorecen en la coordinación de los movimientos de mi cuerpo y me sirve para entender mejor mis estudios.fzan1.jpg

– Porque sabré enfrentarme a los problemas que se me presenten en la vida, ya sean tangibles o intangibles.

– Porque dominaré mi agresividad y sabré reprimir mi propia violencia.

– Porque tendré buenos compañeros y amigos, dentro de un ambiente de buena voluntad, alejado de peligros, drogas, vicios, delincuencia y malas compañías.

– Porque las Artes Marciales son educativas y a través de ellas mejoran los hombres, y los hombres buenos a su vez harán una sociedad buena y comprensiva.

– Porque las Artes Marciales defienden a la humanidad, a la naturaleza, al medio ambiente, son contrarias a cualquier injusticia y aman toda forma de vida.

– Porque dominaré el miedo y las fuertes pasiones para saber discernir lo justo de lo injusto, en caso de duda.

– Porque son la humildad y cortesía que me enseñan someteré a la presunción, egoísmo y vanidad de mi personalidad.

– Porque sabré respetarme y respetar a los demás.

– ¡¡¡ Porque me haré un hombre !!! ¡¡¡ y yo una mujer !!!

Por todo esto y mucho más papás por favor, aunque me castiguéis o yo flaquee en mi ilusión: ¡ No dejéis que lo abandone ! te lo agradeceré siempre, te lo agradeceré toda la vida.
ZANSHIN – CULTURA

Que es karate

El KÁRATE, con el sufijo ”DO”, es un Arte Marcial que busca el dominio de sí mismo. Es el camino hacia la conquista interna del propio individuo.

Literalmente significa: “ El camino de la mano vacía”. (Kara= vacío. Te= mano. Do= camino). El Kárate-Do tiene  entre sus contenidos el no empleo de armas (algo no del todo cierto). El “vacío” (“Kara”) hace referencia a vaciarnos de egoísmos, envidias, discriminaciones, prejuicios, miedos, etc. que condicionan la reacción justa, tanto en el combate como en la vida social; por lo tanto Kárate-Do significaría: el sendero del mejoramiento en la mentalidad humana a través de su práctica Marcial. El Kárate-Do cumple, pues, un fin totalmente social y humano. El Kárate-Do no es ofensivo (por esto hace tanto hincapié en las técnicas defensivas). El “camino” (del sufijo: “Do”) es un camino hacia la luz, por lo que Kárate-Do, desde el punto de vista filosófico, sería: “el arte de combate que nos lleva a la iluminación”. Desde esta perspectiva, tuvo gran influencia el Budismo, el Taoísmo y el Confucionismo. A su llegada a Japón, algunas escuelas tuvieron también la influencia Shintoísta, y, al ser admitido como parte del Budo, se abrió otra nueva dimensión.

Sigue leyendo

La edad y el karate

El profesor o maestro indicará la intensidad del esfuerzo, los descansos y la duración del trabajo. Los mayores de cuarenta años deben  descender los esfuerzos elevados para prolongar su vida y su vida activa como Karateka. Yo tengo más de esos y sigo practicando con una elevada intensidad, pero no todo el mundo es igual ni pensamos lo mismo.

Sigue leyendo